Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Acumulador eléctrico: todo lo que deberías saber

Acumulador eléctrico: todo lo que deberías saber
Nadina Cisa

En cuestión de ahorro energético, cualquier acción cuenta. Por eso conviene que los consumidores conozcan todas las opciones y posibilidades que existen en el mercado para conseguir disminuir la factura de la electricidad. ¿Has oído hablar de los acumuladores eléctricos? En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre estos aparatos y lo que pueden hacer por ti dentro del consumo eléctrico de tu vivienda.

¿Qué son los acumuladores eléctricos?

El acumulador eléctrico es un dispositivo que sigue el mismo principio que las baterías o las pilas. Como su nombre indica, se trata de un elemento capacitado para acumular y almacenar energía que podrá utilizarse posteriormente y durante un tiempo más o menos largo. Dependiendo de cómo se almacena la energía y de cómo se vaya a utilizar. Esto quiere decir que no existen únicamente los acumuladores eléctricos, también pueden ser térmicos, lo que sería un termo acumulador eléctrico; neumáticos, hidráulicos, o acumulador de agua eléctrico; o mecánicos.

¿Para qué sirven?

El objetivo del acumulador eléctrico es el de hacer funcionar otro aparato o dispositivo gracias a la energía acumulado, lo que significa que tienen una gran cantidad de funciones y usos. Las baterías más pequeñas pueden hacer funcionar dispositivos pequeños como un teléfono móvil. Pero otras de mayor tamaño pueden hacer funcionar coches y otros elementos de gran envergadura.

En la vivienda, los usos del acumulador eléctrico también son muy variados. En este caso, hablamos de dispositivos de gran tamaño, que tienen como objetivo almacenar y distribuir la electricidad por los diferentes circuitos de la vivienda.

Tipos de acumuladores eléctricos

Al tener tantos múltiples usos, necesitamos saber que utilización exacta va a tener para poder diferenciar los distintos tipos de acumuladores eléctricos:

Acumuladores eléctricos fotovoltaicos

Uno de los tipos de acumulador eléctrico más novedoso y utilizado es el fotovoltaico. La instalación parte de paneles solares que recogen la energía de los rayos del sol para almacenarla en los depósitos destinados al efecto. Así, puede ser utilizada en cualquier momento del día o de la noche, sin que sea necesario acceder en esos momentos a una red eléctrica externa para abastecer la vivienda. La única desventaja de este tipo de acumulador eléctrico es su precio, requiere una inversión elevada para su instalación. No obstante, se amortiza en poco tiempo, puesto que el ahorro es considerable desde el momento en que se comienza a utilizar.

Acumuladores eléctricos térmicos

Por su parte, los acumuladores eléctricos térmicos son los que conforman la calefacción de una vivienda cuando esta se compone de radiadores eléctricos. El acumulador eléctrico para calefacción se sirve de la energía eléctrica para generar calor que posteriormente distribuirá por toda la casa. La ventaja del radiador acumulador eléctrico es que se calienta mucho más deprisa que otros dispositivos y que aprovecha toda la energía que acumula en el momento del día que se necesite. Dentro de este tipo de acumulador de calor eléctrico, se encuentra también el acumulador eléctrico portátil o radiador portátil. Cuyo uso aporta un extra de temperatura en una estancia concreta sin un gasto energético demasiado elevado.

Acumuladores hidráulicos

En este caso, el acumulador no se encarga de almacenar energía eléctrica, sino hidráulica. Se trata de un depósito que contiene un fluido hidráulico y un circuito que va a dar a otro depósito lleno de un gas, por lo general nitrógeno. En este caso, la energía se acumula en el líquido hasta superar la presión del nitrógeno, y entonces libera su poder para comprimir el gas. Sus funciones tienen que ver con el control de fugas y errores dentro de las instalaciones industriales. Y es que estos dispositivos no se definen como un acumulador de agua eléctrico para viviendas.

Termo eléctrico o calentador

Este sí es el conocido acumulador eléctrico de agua que puede encontrarse en viviendas de toda clase. Se trata del tradicional calentador, dentro del cual también pueden encontrarse diversos tipos, como el termo eléctrico doble acumulador o el termo acumulador eléctrico de 100 litros para los inmuebles más grandes. En todos los casos, el principio de funcionamiento de este calentador acumulador eléctrico es el hecho de que utiliza la energía eléctrica para aumentar la temperatura del agua contenida en su depósito. Desde ahí, el agua pasa al circuito de las tuberías y se dispensa en los diferentes grifos de la casa.

Aunque en la actualidad haya perdido adeptos con respecto a hace algunos años, puedes tener en cuenta el acumulador de agua eléctrico por su precio y porque supone una buena forma de ahorrar energía sin renunciar a un servicio tan básico como el de tener siempre agua caliente.

¿Cómo almacena electricidad un acumulador eléctrico?

El funcionamiento del acumulador eléctrico depende principalmente de su tipo. Cada uno de ellos sigue sus propios principios en base al tipo de energía en que se transformará la energía eléctrica. Pero hay algunos pasos que todos ellos siguen más allá de sus características.

La clave del acumulador eléctrico es precisamente que acumula energía. La almacena para posteriormente convertirla en otro tipo de energía. Así, la electricidad pasa a ser energía química, que se mantiene almacenada hasta que es necesaria y vuelve a convertirse en energía eléctrica para su uso.

Para poner un ejemplo de este funcionamiento, podemos acercarnos al tipo de acumulador eléctrico más habitual en las viviendas, el acumulador eléctrico de calor. Saber cómo funciona un acumulador eléctrico es así mucho más sencillo. En este caso se trata de los habituales radiadores eléctricos que se utilizan para otorgar calefacción eléctrica a la vivienda.

Así, el radiador acumulador eléctrico utiliza la energía eléctrica acumulada para calentar una pieza de cerámica o aluminio, y de ahí pasar a cada estancia de la vivienda. Dichos materiales son capaces de almacenar el calor, por lo que la energía tendrá un uso a largo plazo.

¿Cómo arreglar un acumulador eléctrico? Averías más comunes

Es poco habitual que un acumulador eléctrico deje de funcionar, pero estos dispositivos no son infalibles. En caso de sufrir una avería en el acumulador eléctrico de agua o de cualquier otro tipo, lo primero que deberás comprobar es si existe alguna fuga visible en el mecanismo externo. Aunque la gran mayoría de averías de estos elementos se encuentran en su interior. A las fugas internas se unen otras averías habituales como roturas en las resistencias o deterioros en el circuito.

Todos estos fallos revisten bastante gravedad, por lo que la única manera de solucionarlo es llamando a un técnico profesional. Nunca trates de utilizar trucos para arreglar un acumulador eléctrico caseros, puesto que con toda probabilidad vas a empeorar la avería y el resultado puede ser desastroso.

¿Debería instalar un acumulador eléctrico?

Estos dispositivos pueden ser recomendables para cualquier persona. Sobre todo, para aquellas que quieran conseguir un ahorro máximo en su consumo energético habitual. De ahí que se use el acumulador eléctrico como complemento a las tarifas de discriminación horaria. Se aprovechan las horas de menor coste de la electricidad para que el acumulador recargue sus reservas. De modo que deje salir la energía almacenada durante el día.

En Podo nos preocupa tu ahorro

Los acumuladores eléctricos son elementos que pueden tener muchas ventajas dentro de la instalación de una vivienda. Dependiendo del tipo que se quiera y el objetivo que se espere conseguir mediante su uso. En todo caso, puedes ponerte en contacto con nosotros si necesitas más información sobre estos dispositivos, como cuánto tarda en cargar un acumulador eléctrico o cuánto consume un acumulador eléctrico. Te ayudaremos a conseguir la mejor instalación para tu vivienda, porque nuestro objetivo es que cada uno de nuestros clientes disfrute del máximo ahorro en su factura de la electricidad. Además, también te ayudaremos a ahorrar con nuestras tarifas personalizadas que se adaptan a tus hábitos de consumo.

calculo-oferta-podo

calculo-oferta-podo

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 + siete =

Llámanos
987 790 729