Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

¿Cómo solucionar las averías de gas natural en tu casa o negocio?

¿Cómo solucionar las averías de gas natural en tu casa o negocio?
17 julio, 2018 Jose Millan
averias-gas-natural

Tener en perfectas condiciones la caldera de gas te salvará de muchos disgustos en el futuro, sobre todo en las épocas más frías del año. Para estar siempre preparado, hemos elaborado un post donde te explicaremos qué tipo de averías de gas natural son las más comunes y cómo solucionar dichos fallos para que no te afecten a tu vida diaria.

Revisión obligatoria sobre las averías de gas natural

Las instalaciones de gas en casas o negocios tienen la obligación de pasar una revisión que compruebe la eficacia y la eficiencia del suministro. Según el tipo de caldera, el diagnostico puede ser cada cierto tiempo:

  • Las calderas con calentadores tendrá que ser revisadas cada cinco años
  • Las convencionales cada dos años
  • Los suministros gasóleo cada año

Si te preguntas quién es el encargado de realizar la revisión, nos encontraremos con tres operarios:

  • Servicio Técnico Oficial: operario de la marca del aparato.
  • Agente de la compañía de gas contratada
  • Agentes externos: trabajadores cualificados en la revisión de aparatos que operan por cuenta propia.

En la mayoría de las calderas cuentan con un sistema que detecta errores en el aparato a través de una pantalla ubicada en el frontal. Generalmente se enciende una luz roja o un código de error, pero no todos los modelos de caldera tienen porque ser iguales. En este caso te recomendamos acudir al manual de instrucciones del fabricante, donde podrás conocer el tipo de avería que tienes en tu caldera.

Si eres cliente de Podo y te ves envuelto en algún problema, tienes a tu disposición el teléfono de tu distribuidora para que atiendan a tus peticiones referentes a los problemas con la caldera.

¿Cuáles son las averías de gas más comunes?

Te advertimos que el mecanismo de tu caldera no es invencible, y como es normal, puede sufrir averías. Te contamos las más comunes y cómo solventar el problema:

Revisión del circuito de la calefacción: el primer problema con el que se encuentra uno cuando va a hacer la revisión del circuito es que habitualmente éste se encuentra oculto a la vista, o debajo del suelo o simplemente no se conoce qué tipo de circuito es el que está instalado en nuestra casa. Los 3 tipos de circuitos de calefacción que existen son los siguientes:

  • Mono-tubular para radiadores de agua
  • bitubular para radiadores de agua
  • bitubular para radiadores de agua, anillo de Tichelmann

Dependiendo del tipo de vivienda se tendrá una instalación u otra, independientemente del tipo de radiadores de calefacción instalados. Lo más importante es mantenerlos siempre con la cantidad de agua necesaria para su funcionamiento, evitando así futuras averías en la caldera. Si por algún motivo detectas que la caldera pierde presión, o no funciona correctamente, es posible que el circuito esté perdiendo agua. En  el caso de que la instalación esté visible, haz una revisión de todas las tuberías para detectar el problema. Si por desgracia tu instalación es subterránea, deberás llamar a un especialista para que revise el problema.

Sustitución del transformador: El transformador es un dispositivo que se encuentra en la caldera y su función es transferir energía eléctrica de un circuito a otro, normalmente para hacer un cambio de voltaje. Si tu caldera tiene problemas con el transformador, llama a un especialista para que haga una revisión.

Sustitución del regulador de presión: como su propio nombre indica, su función es regular la presión. ¿Cuándo es necesario tener un regulador? Normalmente, en pisos, locales o chalets donde la presión que entra de agua es alta. Estas válvulas son obligatorias dentro de la instalación de gas, y muy importantes en el sistema de calefacción con agua. Lo que permite es que entre agua en el circuito. Evitan problemas de sobrepresión en el circuito y protegen los diferentes componentes en su funcionamiento. Para la sustitución de la válvula, deberás ponerte en contacto con un especialista.

Termostato: Un termostato es una herramienta qsario contar con él para proteger la instalación de fontanería como, por ejemplo, la grifería, los tubos o los demás elementos necesarios en una instalación.

En el caso de las calderas, contar con un regulador de presión hace que la vida útil del aparato sea más duradera. Este regulador nos ayuda a controlar la presión del circuito y sobre todo a proteger la instalación.

Si no cuentas con conocimientos de fontanería, será mejor ponerte  en contacto con un especialista, para que tu seguridad y los que viven contigo.

¿Qué otro tipo de problemas podrías tener con la caldera de gas?

Sustitución de válvula: este tipo de mecanismo es de 3 bares ( un tipo de válvula) ¿Cómo funciona? Se sirve para que los usuarios de una vivienda tengan conocimiento de la calefacción y sobre la temperatura en la que se encuentra la vivienda. Con este aparato, se regula la temperatura.

Tipos de termostatos:

  1. El primero es el termostato analógico, el cual ya no se instala en nuevas viviendas y en los que ya está instalado se empiezan a cambiar por los digitales. Estos disponen únicamente de un mecanismo de encendido y apagado, y no es posible saber a qué temperatura se encuentra la vivienda.
  2. El termostato digital, cuenta con una pantalla digital donde se puede controlar y observar la temperatura a tiempo real. Con este tipo de termostato se puede hacer un consumo más eficiente.
  3. El cronotermostato o termostato digital programable, recomendado para hogares donde unas horas no se encuentra nadie. Las ventajas es que añaden las funciones de poder controlar la temperatura, por horas o por días a una temperatura deseada. Reemplazar un termostato necesita de conocimientos de electricidad, si no cuentas con ellos, será mejor que te pongas en contacto con un experto.

Placa base: cuando se hace un cambio en la placa base, se debe hacer una regulación del quemador y un análisis de combustión, para ver si ha sido correcto el cambio y la caldera funciona perfectamente. La placa base es la parte electrónica que hace que la caldera funcione.

En Podo te asesoramos si tienes cualquier avería

En Podo cuidamos de nuestros clientes para que, en casos de tener una avería en la instalación de la calefacción o cualquier problema con la caldera, sea mayor o pequeña, le indicamos los pasos que deberá seguir para restablecer el servicio. Si el daño es mayor ofrecemos al cliente el teléfono de su distribuidora de gas través de la cuenta online y un teléfono que presta la atención al cliente para cualquier duda o incidencia.

Llámanos
987 790 729