Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

¿Cómo cerrar una central nuclear y dar paso a las energías alternativas?

¿Cómo cerrar una central nuclear y dar paso a las energías alternativas?
Roger Noguera

Desde el Blog de la Electricidad queremos contarte cómo es el proceso de desmantelamiento de una central nuclear y la necesidad de apostar por energías alternativas. 

Como todo en la vida, las centrales nucleares tienen un fecha de caducidad que finaliza tras cuarenta años de actividad. En nuestro país se han realizado, por ahora,  dos cierres: José Cabrera situada en Guadalajara y Vandellós I situada en Tarragona.  La próxima en seguir el mismo camino será la central de Santa María de Garoña en Burgos,  aspecto que fue anunciado por el Gobierno el pasado día 1 de agosto.

Para conocer la dificultad de desmantelar una infraestructura dotada de altos producto tóxicos, primero, hay que medir  los niveles de riesgo dentro del habitáculo de forma constante, ya que es necesario tener en cuenta los niveles de radiación. Por ello, la fase previa consiste en medir aquellas zonas que tienen menor contaminación para actuar en éstas lo antes posible. Para que nos hagamos una idea de lo minucioso que es este proceso, la medición de cada área se realiza a diario para comprobar los niveles contaminantes.

Por ejemplo, durante el desmantelamiento del  central Vandellòs I, los trabajadores tuvieron un nivel de radiación con un máximo de 1.1mSv (unidad científica de medición de la dosis de radiación) y una mínima de 0.69mSv. En casos más particulares como una radiografía (rayos X) de una columna de un adulto tiene una dosis de 1.5 mSv, comparable con la radiación natural de fondo durante 6 meses.

¿Qué pasos son necesarios para desmontar una central?

Es un proceso complicado dado que tarda varios años:

  • La primera fase consiste en retirar el combustible nuclear  y retirarlo en el Almacenamiento Temporal Centralizado (ATC), un almacén temporal de alta seguridad que se construye alrededor de la central.
  • La segunda fase del proceso consiste en retirar todo aquello que se encuentre fuera del reactor.  Cuando el cajón del mismo se encuentra sin combustible se sella durante 25 años.
  • La tercera y última fase consiste en retirar los elementos provenientes de las instalaciones. Tras cumplir este paso se procede a la descontaminación final y a la demolición para la posterior reutilización de materiales, que en algunos casos ronda el 90%. El objetivo principal de esta última fase es volver al origen de la central.

Un cambio hacia las energías alternativas

En primer lugar, según el acuerdo de París que se firmó en diciembre de 2015 por algunos miembros de la UE, se acordó reducir los niveles de contaminación en un 20% a través del uso de energías alternativas.

Esto ha supuesto grandes avances en el sector de las energías alternativas. De los últimos avances nos gustaría destacar los paneles solares flotantes, una innovadora plataforma que puede ser instalada en zonas como lagos, embalses, canales de agua, etc. La principal ventaja es buscar energías alternativas en parques terrestres y enfocar el modelo a industrias que emplean grandes superficies de agua y quieren dar a estos más usos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

ocho + 9 =

Llámanos
987 790 729