Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Cómo controlar el coste por potencia contratada

Cómo controlar el coste por potencia contratada
3 febrero, 2017 Roger Noguera

¿Cómo puedes controlar el coste de la potencia contratada? ¿Y el de tu factura de la luz? ¿Qué elementos has de tener en cuenta para lograrlo? Como bien sabes, Podo te ofrece un control total sobre la energía que consumes, pudiendo elegir el mejor producto para comenzar a gastar menos desde el primer mes. Sin embargo, has de tener en cuenta algunos aspectos claves con el objetivo de que ese ahorro sea mayor y se adecue a tus hábitos reales de consumo.

En muchas ocasiones, es habitual tener una potencia contratada mayor que la que realmente se utiliza, lo que implica un gasto absurdo para el consumidor. Para ahorrar, puedes bajar la potencia contrata de la luz dependiendo de tu consumo real, algo que tendrás que controlar durante un tiempo antes de decidir hacer el cambio.

Resumen:

El coste de potencia contratada

En primer lugar se encuentra la potencia contratada por ti, que se mide en kilovatios (kW). Ésta determina la cantidad de aparatos que puedes conectar simultáneamente, es decir, pone un límite de potencia que no podrás sobrepasar, pues cuando lo hagas, saltarán los plomos.

El rango de precios por kW contratado se basa en el sistema eléctrico impuesto por el Ministerio de Industria. En este modelo, lo recomendable no es tener mucha potencia contratada si no se hace un uso suficiente de la misma. De ahí que cuanto más se rebaje esta sin que afecte en las actividades diarias, mayor será el ahorro en la factura de la luz.

Por esa razón, debes tener muy en cuenta aspectos como las horas en las que sueles utilizar cada electrodoméstico (y que la utilización de algunos no sea simultánea), las franjas horarias más provechosas para hacerlo y, claro está, el número de personas que viven en la casa. No es lo mismo contratar potencia para una familia de cuatro miembros, que para alguien que vive solo.

Lo más aconsejable es que realices un estudio detallado de tus hábitos de consumo durante algún tiempo, porque solo así podrás tomar la mejor decisión para ahorrar sin que las prestaciones de tu vivienda se ven reducidas por una potencia eléctrica insuficiente.


Calcula tu oferta:

Botón Empresas Podo  Botón Hogar Podo


¿Cuándo y cómo reducir la potencia eléctrica contratada?

Puedes bajar la potencia eléctrica contratada en cualquier momento, pero existe un límite de un cambio de potencia al año prefijado, por lo que, en caso de no acertar con la nueva cantidad, tendrás que esperar al menos doce meses para volver a cambiarla.

Bájate la potencia de la luz con unos sencillos pasos, sin ninguna molestia para ti y con muchas ventajas, entre ellas la posibilidad de ahorrar desde el primer momento.

¿Cuánto tardan en rebajar mi potencia eléctrica?

El tiempo que tarda en hacerse efectiva la nueva potencia contratada es de aproximadamente 15 días hábiles, aunque pueden llegar a ser 20. En este tiempo, el usuario siempre dispone de suministro eléctrico, y basta con que un técnico acuda a la vivienda a realizar un cambio en el ICP, sin ninguna molestia para el usuario.

Dependiendo del momento de facturación en que se encuentre el usuario, es posible que reciba su última factura con las cantidades anteriores, algo que cambiará definitivamente en la siguiente facturación.

¿Cómo saber la potencia contratada que necesito en mi punto de suministro?

La potencia contratada, medida en kilovatios (kW) no debe confundirse con el consumo de electricidad, que se mide en kilovatios por hora (kWh).  Bajo este último parámetro se contabiliza  precisamente eso, lo que consumes en tu hogar. Por lo tanto, es el término más variable de tu recibo de la luz.

Así pues, como resulta evidente, es en el consumo eléctrico donde más puedes ahorrar. Las herramientas que Podo pone a tu disposición (alertas de consumo, aparatos para manejar en remoto los electrodomésticos de tu hogar, control total de tu electricidad…) están encaminadas a que optimices el uso que haces de la energía.

Sin embargo, debes atender a tus hábitos para controlar los costes y los precios por los kilovatios consumidos (los kWh mensuales). Ajustando el uso de energía a los periodos en los que el coste del kWh sea menor, siguiendo nuestros “Podo consejos” para evitar gastos de luz innecesarios y utilizando en la medida de lo posible electrodomésticos de clase energética A+ podrás conseguir pagar menos cada mes sin que tu calidad de vida varíe un ápice.

En Podo optimizamos tu potencia

Para ayudarte a dar el primer paso y mostrarte el ahorro que podrías tener en tu factura de la luz, puedes entrar en  nuestro producto FIJO o en nuestro producto FLEXI y calcular directamente cuál sería tu consumo ideal. También puedes comprobarlo subiendo una de tus facturas o añadiendo tu CUPS.  El resultado será el consumo anual medio de la dirección postal y lo que pagarías aproximadamente al mes con impuestos incluidos.

Con este proceso, empezaremos a optimizar tu potencia para que siempre dispongas de la electricidad que necesitas sin que tu factura se vea resentida. Reducir la potencia contratada es el primer paso para empezar a ahorrar y notar una gran diferencia mes a mes y al final del año.

¿Cómo cambiar la potencia contratada?

Para realizar el cambio, únicamente es necesario contactar con la comercializadora y exponer el caso, facilitando los datos del titular, la potencia antigua, la nueva que se desea, la dirección del inmueble, el código CUPS y la cuenta bancaria donde domiciliar los pagos. Cambiar la potencia contratada es muy sencillo, pero asegúrate antes de hacerlo de que la nueva será suficiente para tus hábitos diarios de consumo.

No olvides consultar nuestros productos, porque podemos ofrecerte las mejores condiciones para tu tarifa eléctrica, con la potencia óptima para tu vivienda o local comercial. Ya has visto cómo cambiar la potencia contratada, así que llega el momento de pensar en cuál es la mejor para ti.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Llámanos
987 790 729