Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Cortocircuitos, ¿cómo de problemáticos son?

Cortocircuitos, ¿cómo de problemáticos son?
Nadina

Los cortocircuitos son fallos en una línea eléctrica que pueden desencadenar consecuencias muy peligrosas si no se actúa a tiempo, o no se cuenta con los sistemas de seguridad pertinentes.

En esta ocasión vamos a analizar el concepto de cortocircuito eléctrico, sus causas y características, así como algunos consejos de prevención y actuación en caso de que se produzcan. Si quieres saber cómo puedes reparar un cortocircuito, entra en este post

Definición de cortocircuito: ¿Qué es?

Un cortocircuito es básicamente un problema en una línea eléctrica originado habitualmente cuando dos polos opuestos entran en contacto, esto provoca una descarga que la propia línea no puede sofocar, provocando un cortocircuito en el sistema eléctrico.

La diferencia de polaridades entre los dos polos que entran en contacto es lo que hace que la línea colapse, si no se cuenta con una cobertura aislante el cortocircuito puede convertirse en un verdadero riesgo.

Lo que en realidad provoca el cortocircuito es la anulación de la resistencia eléctrica, la causa es, como decíamos, la unión de dos polaridades diferentes y la falta de protección aislante, este es el significado de cortocircuito concreto. La consecuencia más peligrosa es la subida repentina de temperatura, que en los casos más extremos pueden llegar a provocar incendios por contacto con las superficies anexas a la instalación eléctrica.

¿Cómo podemos evitar un cortocircuito en nuestro hogar?

Evitar un cortocircuito en casa es posible si se siguen una serie de recomendaciones. Un cortocircuito en la lavadora o un cortocircuito en un enchufe es más común de lo que pensamos, y en la mayoría de los caso se podrían evitar.

Estas son algunas precauciones que podemos tomar en casa para evitar cortocircuitos:

  • Desconecta los aparatos eléctricos que no vayas a utilizar inmediatamente.
  • Evita que los cables, enchufes, etc., entre en contacto con agua y otros líquidos.
  • Mantén los cables de los aparatos en buen estado y cambia los que no estén en perfectas condiciones.
  • Repara y mantén el cableado de tu vivienda y en caso de ser necesario, la instalación eléctrica del edificio.
  • Instala los enchufes en lugares espaciosos, alejados de los muebles.

Estos accidentes son muy comunes en las cocinas, por ejemplo, evitar un cortocircuito en la campana extractora también depende de nosotros.

Tipos de cortocircuitos

Existen varios cortocircuitos provocados por distintas causas. A continuación analizamos por qué ocurre un cortocircuito y repasamos sus posibles causas.

Fallo trifásico

Un cortocircuito trifásico se produce en la mayoría de ocasiones por un fallo de cálculo en la cantidad de electricidad que conduce el dispositivo, esto a su vez hace que las protecciones de la instalación no estén bien calibradas y el riesgo aumente.   

Fallo monofásico a tierra

Los cálculos de la fase de tierra deben estar correctamente resueltos. En los casos necesarios será imprescindible diseñar e instalar una malla eléctrica de tierra.

Fallo entre dos fases

Se trata del fallo más común cuando se produce un cortocircuito, y de hecho es lo primero que se comprueba para determinar su causa: dos polos opuestos entran en contacto y por lo tanto se anula la resistencia eléctrica.

Son muchas las causas que pueden provocar este contacto, hay situaciones en las que poco podemos hacer, por ejemplo en un cortocircuito en una instalación exterior provocada por condiciones meteorológicas especialmente adversas, sin embargo sí podemos evitar que esto suceda en nuestra propia vivienda con un mantenimiento periódico y riguroso.  

Fallo entre dos fases a tierra

Se da entre una de las fases y la línea de tierra de la instalación. Se puede evitar, siempre y cuando revisemos la instalación completa.

Lugares frecuentes donde podemos tener un cortocircuito

Hay situaciones de especial riesgo que suelen provocar cortocircuitos o que son más propensas. A continuación analizamos los lugares más frecuentes en los que se producen accidentes eléctricos de este tipo.  

Empalmes y uniones defectuosas

En ocasiones es necesario realizar un empalme eléctrico, sin embargo este tipo de unión debe realizarse siempre en condiciones de seguridad. Las acometidas eléctricas se realizan por profesionales expertos y siempre se trabaja acorde con el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas. 

Aparatos de alto consumo eléctrico

Los aparatos de alto consumo eléctrico son los más propensos a sufrir cortocircuitos. Un cortocircuito en la nevera o en la lavadora se puede evitar dimensionando correctamente las protecciones eléctricas e instalando diferentes conductores. Si el fusible se desconecta el riesgo disminuye.

Accesorios de baja calidad

Como en cualquier sector, en las instalaciones eléctricas también existen componentes de baja calidad. Son más baratos, pero la calidad ínfima de muchos de ellos hace que sean las propias piezas las que ocasionen los cortocircuitos.

Aparatos con un funcionamiento defectuoso

En otras ocasiones no es el propio circuito el que provoca el cortocircuito, sino el aparato. Un aparato que no funciona correctamente será más propenso a generar accidentes eléctricos. A veces es tan sencillo como cambiar el sistema eléctrico del aparato, otras veces no tenemos más remedio que desechar el dispositivo por el riesgo que puede llegar a suponer.

Fusibles en mal estado

Otro espacio con riesgo es el cuadro eléctrico. Los fusibles deben estar siempre en buen estado, al fin y al cabo de su correcto funcionamiento va a depender que el cortocircuito no se produzca. Hay muchas ocasiones en las que los electrodomésticos funcionan correctamente, y sin embargo es el deterioro del cuadro eléctrico lo que hace que se produzcan accidentes. Un cortocircuito por fusible puede resultar muy peligroso.

Cortocircuito por agua y otros líquidos

También es muy común que los cortocircuitos se produzcan al entrar en contacto un circuito eléctrico con un líquido, habitualmente agua. Una inundación puede ser la causa si el agua llega a enchufes y otros dispositivos generadores o conductores de electricidad.

Espacios de trabajo con riesgo

Por último, una situación propensa a producir cortocircuitos se da mientras se trabaja. La normativa exige una serie de normas de seguridad para proteger tanto a las personas que se encuentran manipulando el circuito eléctrico como a la propia instalación.

¿Cómo debemos actuar si ocurre en nuestro hogar?

A pesar de conocer las causas y los comportamientos básicos para evitar cortocircuitos, a veces, es inevitable que ocurra un accidente que desemboque en un problema eléctrico.

Mantener la calma y actuar acorde a las normas de seguridad es esencial. Estos son los mejores consejos que puedes seguir si detectas un cortocircuito, ya sea en tu vivienda o en cualquier otro lugar.

Consultar el cuadro eléctrico principal

Si detectas un cortocircuito en tu vivienda lo primero que debes hacer es acudir al cuadro eléctrico. Normalmente se sitúa en el interior de la vivienda, junto a la entrada principal. No manipules los fusibles, ya que si existe algún problema hay riesgo de descarga. Fijate si algún interruptor se ha desconectado y localiza su ubicación en la casa.

Desconectar dispositivos

Si has sido capaz de localizar la parte de la casa que regula el interruptor, por ejemplo la cocina, dirígete a la estancia y desconecta todos los aparatos que te sea posible. No manipules los enchufes, simplemente apaga todos los electrodomésticos y aparatos eléctricos que dispongan de interruptor o similar.

Vuelve al cuadro general

Una vez hayas desconectado los electrodomésticos activa el interruptor general. Si se mantiene conectado lo que ha provocado el cortocircuito es uno de los aparatos eléctricos que has apagado, en caso contrario, deberás seguir buscando la falla.

El interruptor sigue saltando

Si el interruptor no se mantiene activo lo más probable es que el problema sea del cableado general de la vivienda. Lo mejor es que contactes con un electricista de inmediato para que pueda detectar y resolver el problema antes de que la avería pueda provocar causas mayores.

Por último, si el problema lo ha ocasionado uno de los electrodomésticos que hemos desconectado, esto no quiere decir que sea defectuoso o esté en mal estado, a veces una pequeña subida de tensión es suficiente para que falle. El interruptor general se desconecta automáticamente cuando detecta una subida de tensión para evitar posibles daños mayores.

Si quieres evitar estas situaciones, lo mejor que puedes hacer es revisar las instalaciones periódicamente.

¿Qué averías nos pueden ocasionar?

Las consecuencias de un cortocircuito pueden ser extremadamente graves. Saber cómo actuar nos permite estar preparados ante un caso en el que exista peligro.

Estas son algunas de las consecuencias más graves que puede producir un cortocircuito:

  • Pérdida de corriente eléctrica. Los cortocircuitos suelen provocar que el paso de la electricidad se interrumpa.
  • En ocasiones un cortocircuito puede inutilizar un aparato eléctrico. A veces es tal el efecto del cortocircuito que el sistema eléctrico del dispositivo queda inutilizable.
  • En los casos más extremos un cortocircuito puede llegar a provocar un incendio. Cuando se produce un accidente de este tipo la temperatura del circuito se eleva, si no contamos con las protecciones necesarias, o cerca del lugar en el que se produce el cortocircuito existen materiales inflamables, se puede producir incluso un incendio que ponga en riesgo a las personas presentes en la casa.
  • Avería en el tendido eléctrico general. A veces las consecuencias del cortocircuito se extienden al tendido de la vivienda, incluso al tendido eléctrico general, lo cual hace que el abastecimiento se detenga.   

Como ves, las consecuencias de un cortocircuito eléctrico pueden llegar a ser muy graves. Desde Podo insistimos en la importancia tanto del mantenimiento como de la utilización de sistemas de seguridad, estos últimos no solo pueden evitar que se produzcan cortocircuitos, además evitan consecuencias mayores.  

En Podo nos preocupa tu seguridad y tu ahorro

En Podo no solo nos preocupa tu seguridad en el hogar, también nos preocupa tu ahorro en la factura de la luz. Por eso, ofrecemos una oferta personalizada a cada cliente. Esta oferta está basada en el consumo de la vivienda durante los últimos meses, además de ofrecerte herramientas para que puedas ahorrar en tu consumo y por lo tanto en tu factura.

podo

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

quince − 4 =

Llámanos
987 790 729