Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

¿Por qué se dejarán de vender y fabricar las bombillas halógenas?

¿Por qué se dejarán de vender y fabricar las bombillas halógenas?
Jose Millan
fin-bombillas-halogenas

Era la crónica de una muerte anunciada, y el próximo uno de septiembre se hará efectiva: las bombillas halógenas dejarán de venderse y fabricarse. Hasta que esa fecha se haga efectiva, este tipo de bombillas que ha iluminado a hogares y empresas durante años pasarán a la historia para dar cabida a otras alternativas más eficientes como las bombillas con tecnología LED.

En nuestro post de hoy, queremos ir más allá de la mera noticia y explicarte los motivos por los que finalmente este producto será sustituido y cuál será la nueva generación de luces que iluminen nuestras casas y negocios.

¿Por qué se dejarán de usar las bombillas halógenas?

El próximo uno de septiembre de 2018 entrará en vigor una normativa europea, que tiene como objetivo favorecer el uso de la tecnología LED (Light Emitting Diode); más sostenible y económica, según el estudio respaldado por la ONG European Enviroment Bureau (EEB). Además de su funcionamiento sostenible, el ahorro es evidente gracias a la durabilidad: una bombilla LED puede aguantar una media de 15 años, a diferencia de las halógenas, cuyo funcionamiento tan sólo llega a los dos años.

¿Puede ahorrar en la factura de la luz la tecnología LED?

La entrada al mercado de este tipo de tecnología LED es actualmente una oportunidad de ayudar a los usuarios a poder ahorrar en su factura y ser sostenibles en su consumo. Por ejemplo, las conocidas como lámparas fluorescentes (LFC) pueden gastar un 80% menos que las tradicionales, pero no supera la eficiencia de las LED, que pueden durar en torno a las 20.000 horas, además de necesitar menos vatios para iluminar.

¿Qué beneficios medioambientales trae esta propuesta?

Si finalmente has accedido a cambiar tus bombillas, ten en cuenta que estás serán las ventajas que tendrás al encender el interruptor:

  • Eficiencia desde el primer momento: La iluminación LED consigue ser más duradera gracias a que sólo se desperdicia el 5% del calor. Asimismo, el nivel de vatios es inferior por lo que consume menos energía y ahorras en luz.
  • Seguridad para la salud: materiales nocivos como el mercurio no se encuentran dentro de las bombillas de bajo consumo. A pesar ser ello, esto no quiere decir que no haya peligro. Es aconsejable no mirar la iluminación tan cerca para evitar futuros daños en la córnea de los ojos.
  • Durabilidad: a diferencia de las incandescentes, las LED duran más del doble por lo que su uso permite los reemplazos del propio producto.  Si quieres saber más sobre este tipo de bombillas, te invitamos a que accedas a este post.

Con Podo ahorras y cuidas al planeta

La sostenibilidad y el ahorro es posible. Desde la cuenta de cliente de Podo, puedes mejorar tu ahorro a través de múltiples herramientas que te permiten controlar y reducir tu consumo considerablemente. De una forma fácil, podrás conocer la previsión mensual de tu gasto y poder añadirte alertas que te avisen del consumo que estás teniendo. A parte del control sobre tu electricidad, en Podo te suministramos luz de origen 100% renovable para que tu electricidad tenga el menor impacto contra el medio ambiente.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

5 × 4 =

Llámanos
987 790 729