Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

¿Qué tipos de instalaciones eléctricas existen?

¿Qué tipos de instalaciones eléctricas existen?
Nadina
instalaciones electricas

¿Qué es una conexión eléctrica?

La conexión eléctrica o circuito eléctrico es la interconexión de elementos o más con una trayectoria cerrada y la finalidad principal de llevar energía eléctrica desde los elementos productores hasta los elementos consumidores. Existen diferentes tipos de conexiones eléctricas según la forma de conexión entre sí: los circuitos en serie y los circuitos en paralelo.

Los circuitos en serie se caracterizan por tener las resistencias conectadas en la misma línea existente entre los extremos, es decir, el terminal de salida de un dispositivo se conecta al terminal de entrada del siguiente. Uno al lado del otro, y por lo tanto, la corriente pasa de resistencia en resistencia, solo en un sentido. Si un circuito falla, los demás se quedan sin energía eléctrica.

En cambio, los circuitos en paralelo se caracterizan por tener los receptores alineados entre sí de forma paralela. Estas vías tienen resistencia (cada una tiene una), la cual está conectada por puntos comunes. Es la conexión más utilizada porque es la más estable, ya que tiene la misma tensión e intensidad en todos los puntos del recorrido.

Además, también existen los circuitos mixtos, que como bien indica el propio nombre, es una mezcla entre los circuitos en serie y los circuitos en paralelo.

Tipos de instalación eléctrica

La instalación eléctrica es el conjunto de circuitos eléctricos con el objetivo de conducir y distribuir la corriente eléctrica desde su punto de origen (servicio eléctrico) hasta la ultima salida eléctrica. Las instalaciones eléctricas se pueden clasificar según la tensión y según el uso.

Por su tensión

Instalación de alta y media tensión

Estas son instalaciones de gran potencia con grandes pérdidas de energía por el calentamiento de los conductores (efecto Joule). La diferencia de potencial máxima entre dos conductores es superior a 1000 voltios (1Kv). Principalmente se usa para grandes consumidores industriales.

Instalaciones de baja tensión

Estas son las instalaciones eléctricas más comunes, uso doméstico y comercial. La diferencia de potencial máxima entre dos conductores es inferior a 1000 voltios (1 Kv), pero tiene que ser superior a 24 voltios.

Instalaciones de muy baja tensión

Estas son instalaciones poco empleadas debido a la diferencia máxima de potencial entre dos conductores, ya que ésta tiene que ser inferior a 24 voltios. Con este tipo de instalación de electricidad no se pueden usar artefactos con gran potencia ya que se quemaría el circuito.

Por su uso

Instalaciones generadoras

Son aquellas instalaciones de electricidad que generan una fuerza electromotriz, y por tanto, energía eléctrica a partir de otras formas de energía. Se utilizan las líneas de transmisión de alta tensión y extra de alta tensión para transportar la corriente alterna desde el punto de generación hasta los centros de consumo (ya sean plantas industriales o ciudades enteras).

Instalaciones de transporte

Son líneas eléctricas que conectan las distintas instalaciones. Las líneas eléctricas pueden ser subterráneas (conductores instalados en galerías o zanjas) o aéreas (conductores instalados sobre apoyos).

Instalaciones transformadoras

Son aquellas instalaciones que reciben la energía eléctrica y modifican sus parámetros, es decir, transforman la tensión de la energía (la reducen o la amplían según si tiene que ser utilizada o transportada).

Instalaciones receptoras

Son aquellas que se pueden encontrar en la mayoría de industrias y de viviendas (instalación eléctrica más común). Se caracterizan por la transformación de la energía eléctrica a otros tipos y por ser las instalaciones antagónicas a las generadoras.

Partes de una instalación eléctrica

El diseño de las instalaciones eléctricas depende del punto final del suministro, es decir, de los diversos requerimientos eléctricos: número de plantas, capacidad de edificación, posibles equipos eléctricos instalados, cargas… Aunque el diseño estructural es variable, toda instalación de electricidad tiene que contener los siguientes elementos:

  • Acometida: parte la instalación que conduce la energía desde la fuente de suministro (red pública) hasta el punto de suministro (edificio, comunidad…). La acometida puede ser aérea o soterrada (normalmente está soterrada).
  • Equipo de medición: es propiedad de la compañía distribuidora. Este se coloca en la acometida para cuantificar el consumo de energía eléctrica por parte del usuario. El medidor tiene que estar protegido externamente y colocado en un lugar accesible para poder realizar la lectura y la revisión.
  • Cuadro general y distribución de protección: situado en el interior de la vivienda, es el corazón de la instalación eléctrica. En el mismo, se pueden encontrar elementos de protección, distribución y control de la corriente eléctrica.
  • Interruptores: este dispositivo está diseñado para abrir y cerrar los circuitos o conexiones eléctricas, por los cuales circula la corriente. Los interruptores principales son, todos está colocados entre la acometida y el resto de la instalación:
    • El interruptor general: es utilizado como medio de desconexión y protección del sistema.
    • El interruptor derivado: es utilizado para proteger y desconectar los alimentadores de los circuitos que distribuyen la energía eléctrica entre las secciones.
    • El interruptor termomagnético: es utilizado para proteger y desconectar el suministro si se produce una sobrecarga o un cortocircuito.
    • El interruptor de control de potencia: es utilizado para limitar el consumo de potencia por parte del usuario. Protege el sistema de posibles sobrecargas.
  • Transformador: equipo eléctrico que se encarga de cambiar el voltaje del suministro al voltaje requerido por la instalación. Este elemento no es imprescindible ya que pueden haber instalaciones con el mismo voltaje que la acometida. Y por el contrario, puede haber instalaciones que necesiten más de un transformador (con un gran nivel de voltaje).
  • Tablero general: es un gabinete metálico compuesto por dispositivos de control. Este se coloca inmediatamente después del transformador y contiene un interruptor general automático para desconectar el servicio si fuera necesario.
  • Salidas para alumbrado y contacto: la unidad de alumbrado se encuentra al final de las instalaciones de electricidad. Esta unidad son consumidores que transforman la energía eléctrica en energía luminosa o calurosa.
  • Toma de corriente o enchufe: está situado en la pared y permite el paso de corriente cuando se conectan la ficha (clavija) y la base (enchufe hembra). En cada circuito eléctrico deberán instalarse un máximo de ocho enchufes.
  • Toma a tierra o neutro: se emplea para evitar el paso de corriente al usuario debido a un fallo de aislamiento entre los conductores activos. Tiene muy poca resistencia para favorecer la circulación de cualquier fuga de corriente. Es un elemento de seguridad de la instalación eléctrica.

Averías más comunes en las instalaciones de electricidad

La instalación eléctrica tiene un mecanismo muy complejo y por seguridad es muy sensible a las posibles fugas y averías. Los elementos protectores que lo conforman actuarán desactivando el suministro de luz. En la mayoría de estas la desconexión se produce por prevención, aun así a continuación encontrarás algunas de las averías más comunes.

Cortocircuito

Un cortocircuito es una de las fallas más comunes en la instalación de electricidad. Esta incidencia se produce cuando hay una mala conexión entre dos conductores, una conexión entre dos conductores de distinta polaridad o cuando hay una falla en el aislamiento del cableado.

Sobrecarga

Cada uno de los circuitos de la instalación está diseñado para soportar una intensidad de corriente diferente, es decir, existe una corriente máxima definida por las protecciones magnetotérmicas que limita el pase de corriente por cada circuito. Cuando esta corriente supera el límite, se produce una subida de tensión o sobrecarga.

Pérdida de aislamiento

Es uno de los fallos más habituales, debido sobre todo al envejecimiento de los cables por donde circula la corriente eléctrica. Esta avería puede provocar el paso de corriente a los usuarios, produciéndoles una descarga eléctrica.

Falla del interruptor diferencial

Protege a los usuarios de posibles descargas eléctricas por contacto (tanto directo como indirecto). El interruptor diferencial desconectará automáticamente el suministro de luz de la vivienda si detecta alguna anomalía, defecto o desviación en la instalación.

En Podo el usuario es lo primero

La seguridad y protección de tu instalación eléctrica nos preocupa, pero tu ahorro en la factura de luz también. Por eso, ofrecemos una oferta personalizada a cada cliente basada en el consumo de la vivienda de los últimos meses y una serie de herramientas para que puedas ahorrar en el consumo de luz, y por tanto, en tu factura.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

seis − 5 =

Llámanos
987 790 729