Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Guía detallada sobre placas solares: ¿es posible el autoconsumo?

Guía detallada sobre placas solares: ¿es posible el autoconsumo?
Nadina Cisa

En un mundo cada vez más preocupado por la energía verde y por el ahorro energético, las viejas fórmulas dan paso a las nuevas tecnologías y a nuevas ideas que pretenden hacer del mundo un lugar mejor, y que además, tienen incontables ventajas para los consumidores. Las irrupción de las placas solares confirma la apuesta por la energías renovables ligada de la mano de la tecnología, aun así sigue habiendo un gran desconocimiento sobre la instalación particular y su marco regulatorio.

En este artículo te ofrecemos una guía detallada de todos los tipos de placas solares, para así poder acercarlas a los consumidores . Podrás responder a la pregunta que probablemente te hayas hecho durante mucho tiempo: ¿el autoconsumo es posible? Te adelantamos la respuesta, sí que es posible, ahora solo necesitas saber cuál es el proceso para tener poder autoabastecerte de energía en tu vivienda particular.

¿Qué son las placas solares?

Las placas solares, también llamadas paneles fotovoltaicos o paneles solares, son dispositivos con forma rectangular y plana que están destinados a absorber la radiación solar para transformar su energía en electricidad. El proceso es, por lo tanto, los rayos solares incidiendo sobre las placas y estas convirtiendo la luz en energía eléctrica a través de los fotones que las componen. Posteriormente, esta energía que se ha generado podrá alimentar los diversos tipos de cargas eléctricas.

Origen de los paneles solares

Los paneles solares se originaron mucho antes que las placas solares para viviendas que conocemos en la actualidad. De hecho, hace más de cien años que se utiliza la energía solar con fines diferentes. Una de las primeras funciones que tuvo fue la de producir vapor para poder mover cierto tipo de máquinas, el uso actual de la energía solar no se obtuvo hasta el año 1893.

En concreto, fue Charles Fritts quien inventó la primera célula solar a partir del descubrimiento del efecto fotovoltaico de Edmon Becquerel. Así, comenzaría a convertirse la energía solar en energía de consumo. La primera placa solar se desarrolló en 1945 en los Bell Laboratories.

Las primeras placas solares fotovoltaicas se destinaron a usos empresariales, como los satélites espaciales. Para encontrar placas de uso doméstico hay que avanzar hasta los años setenta, su primera funcionalidad doméstica fue en las calculadoras. Calculadoras que incorporaban pequeños paneles solares. Las placas solares fotovoltaicas han evolucionado mucho y se han extendido a todos los niveles, actualmente pueden suministrar electricidad a edificios completos.

Tipos de placas solares

Existen diversos tipos de placas solares. La principal diferencia entre ellas reside en cuál sea su objetivo final y cómo vayan a utilizar la energía recogida. En la actualidad existen dos tipos de placas solares principales, las placas solares fotovoltaicas y las placas solares térmicas, aunque de ellas comienzan a derivar otros tipos como las placas híbridas o las placas termodinámicas.

Placas solares fotovoltaicas

Las placas solares fotovoltaicas son aquellas que transforman la energía de los rayos solares en electricidad a través de un complejo sistema. Lo más común es que estas placas estén compuestas por células fotovoltaicas de silicio que permiten convertir la energía lumínica en energía eléctrica. La realidad química de lo que ocurre es muy complicada de entender, pero se puede resumir en que los fotones de la luz impactan sobre los átomos de silicio del panel. En ese momento, los electrones se rompen y se liberan para generar la corriente eléctrica.

Estos paneles se dividen en monocristalinos, policristalinos y otros no compuestos por silicio. La principal diferencia entre ellos se encuentra en el proceso de fabricación, ya que los paneles monocristalinos tienen una capa fina de cristal de una única dirección, mientras que los policristalinas están formados por diversas capas de cristal en distintas direcciones.

Placas solares térmicas

Por otro lado, encontramos las placas solares térmicas. En este caso, la transformación de energía solar se produce en energía térmica, o lo que es lo mismo, en calor. Los usos de este tipo de paneles solares son muy diversos, pero lo más habituales son aquellos que tienen que ver con la climatización de piscinas o el aumento de la temperatura del agua para usos sanitarios.

Estos paneles, también llamados colectores solares, pueden ser de diversos tipos. Existen tres grupos básicos de paneles térmico, colector de baja temperatura, colector de media temperatura y colector de alta temperatura. La diferencia entre ellos es la temperatura que son capaces de alcanzar y los usos para los que se destinan.

Otros tipos

Más allá de los tipos anteriores, cabe destacar otros como el panel solar híbrido, que mezcla las tecnologías de las placas fotovoltaicas y las placas térmicas para producir ambos tipos de energía a la vez. O también los paneles termodinámicos, que además de aprovechar la energía solar funcionan en climatologías adversas, como con lluvia, e incluso son capaces de recoger la radiación de la luna.

¿Es posible el autoconsumo con placas solares?

En la actualidad se ofrecen diferentes alternativas para que los consumidores puedan disfrutar de este tipo de energía. Es posible utilizar placas solares para autoconsumo, es decir, tener un control total sobre el gasto y el consumo energético, además de adueñarse de la energía propia y proteger el medio ambiente con el uso de energía proveniente de fuentes naturales.

¿Cómo poner placas solares?

Para poder instalar las placas solares es imprescindible contar con un tejado particular y propio, aunque también se pueden instalar en los tejados de edificios, el proceso cambia y la decisión no depende de un único propietario, depende del conjunto de vecinos. Para conocer los precios y qué tipo de placa solar se ajusta mejor para tus necesidades energéticas, deberás ponerte en contacte con una empresa profesional. Además, estos serán los encargados de instalarlas en el tejado de tu casa.

La instalación de placas solares nunca debe hacerse por cuenta propia a pesar de que existan kits de placas solares (ni tampoco comprar las más económicas). Aunque parezca un proceso sencillo y no requiera mucha obra, no lo es y a la larga el gasto será mayor para solucionar los problemas derivados de una mala instalación.

¿Qué placas solares son las mejores y más eficientes?

Para definir cuáles son las mejores placas solares del mercado, hay que pensar en sus características, básicamente en su rendimiento, durabilidad y calidad. A mayor calidad, rendimiento y durabilidad, mayor será el precio de la placa solar. Desde Podo te recomendamos realizar una inversión acorde con el tipo de placa que más se ajuste a tus hábitos de consumo. No es aconsejable instalar placas solares de segunda mano, ya que estas pueden ocasionar problemas e incluso quemaduras en un período breve de tiempo.

Para encontrar el término medio entre calidad, precio y efectividad, lo mejor es comparar distintas placas solares y precios. Además de consultar a un profesional que pueda asesorarte acerca de las mejores placas solares para ti. El precio de las placas solares dependerá también de sus componentes, como por ejemplo, si son necesarias baterías para placas solares.

¿Dónde puedo comprar placas solares?

Estos dispositivos pueden adquirirse en lugares especializados o en grandes superficies de referencia. Actualmente, ya es posible encontrar placas solares en Leroy Merlín o en Amazon, además de en muchos otros lugares. Por eso, antes de adquirirlas el primer paso es tener toda la información sobre ellas y comparar todas las opciones del mercado.

Podo apuesta por las energías limpias

Son muchas las razones para instalar placas solares para autoconsumo en casa, o incluso placas solares para caravanas. En primer lugar, un ahorro que se nota desde el primer día. A pesar de que la inversión inicial sea elevada, verás cómo se amortiza en poco tiempo y tus facturas disminuyen enseguida. Por otro lado, tiene la ventaja de ser dueño de tu propia energía y de tener todo el control sobre su consumo. Además, se trata de un tipo de energía respetuosa con el medio ambiente, limpia y eficiente, que no produce residuos. Una serie de ventajas muy a tener en cuenta para tomar la decisión de instalar este tipo de dispositivos en cualquier lugar.

Si por el momento no puedes disponer de tu propia instalación de placas solares, no te alarmes y únete a Podo. En Podo disponemos de la energía 100% renovable y además te ofrecemos una serie de consejos y herramientas para que puedas controlar tu consumo, y así, también puedas disminuir tus facturas de energía.

calculo-oferta-podo

 

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

2 × 2 =

Llámanos
987 790 729