Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Subida de tensión – Cómo identificarla y solucionarla

Subida de tensión – Cómo identificarla y solucionarla
Nadina
subida de tensión

¿Qué es una subida de tensión?

La subida de tensión o sobretensión es un aumento repentino y muy breve del voltaje o la corriente eléctrica entre dos puntos de un circuito o instalación eléctrica.

La gran mayoría de los electrodomésticos se fabrican con una tolerancia de subida y bajada de tensión eléctrica de +-7% de la tensión nominal del suministro. Cuando mayor sea el pico, peores consecuencias para los equipos o aparatos electrónicos que estuvieran conectados a la red eléctrica durante el pico de tensión (desde el envejecimiento prematuro de sus componentes hasta la destrucción total de los mismos).

¿Cuándo se produce?

Un pico de tensión puede originarse de forma interna y externa de la instalación eléctrica. Si la sobretensión es interna, suele producirse por los electrodomésticos y aparatos de gran potencia y envergadura como el aire acondicionado, el frigorífico… en el momento de encenderse o apagarse. Es decir, se produce cuando los aparatos electrónicos y electrodomésticos enchufados exceden el umbral de potencia contratada.

Si la sobretensión es externa las causas son más diversas. Puede estar producida por un fallo en el corto circuito, por otros usuarios de la red, por la manipulación de la instalación. E incluso, puede ser producida por los rayos durante la tormenta eléctrica.

Tipos de subida de tensión

Existen dos tipos de subidas de tensión: las transitorias y las permanentes.

Las subidas de tensión transitoria son impulsos muy elevados de tensión (decenas de Kilovoltios) con una duración de microsegundos. La causa principal son las descargas eléctricas (rayos durante las tormentas), aunque también por conmutaciones o perturbaciones de la red.

Las subidas de tensión permanentes son aumentos de tensión superior al 10% de la tensión nominal y de una duración indeterminada. Generalmente se producen por la descompensación de las fases en los centros de distribución debido a la rotura del neutro (provoca una descompensación en las tensiones simples)

Estos picos de tensión son muy comunes y pueden llegar a deteriorar los electrodomésticos y aparatos electrónicos de nuestro hogar, e incluso puede llegar a provocar incendios.

El paso de la tensión en la instalación eléctrica está controlado y vigilado por los protectores permanentes, estos desconectan el Interruptor General Automático (IGA) cuando detectan un pico de tensión elevado, cortando así el suministro de electricidad.

Pasos para solucionar una subida de tensión

Para solucionar un aumento de tensión eléctrica (ya sea transitoria o permanente) tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Desconecta los aparatos de mayor consumo (nevera, microondas, lavadora)
  • Acude al cuadro de luces, situado en la entrada de la vivienda
  • En el cuadro de luces deberás bajar los plomos y espera 10 segundos
  • Vuelve a conectar todos los interruptores de derecha a izquierda, dejando para el final el interruptor general automático (IGA)
  • El suministro de luz habrá vuelto a tu hogar o negocio

Podo, tu comercializadora

Si en tu vivienda o negocio los cortes de luz son habituales es muy probable que la potencia utilizada sea mayor a la contratada. Para poder ajustarla y terminar así con los cortes de luz, tienes que cambiar de potencia. En Podo nos encargamos de todo, calculamos que tipo de tarifa se ajusta mejor a tu consumo, qué potencia es la que más se ajusta a tu hogar y de gestionar el cambio de potencia. Además de ofrecerte consejos y herramientas para que puedas reducir tu consumo, y por lo tanto, tu factura de luz.

Otras averías eléctricas

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

dieciseis − 11 =

Llámanos
987 790 729