Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Certificado de Eficiencia Energética (CEE)

Certificado de Eficiencia Energética (CEE)
7 febrero, 2017 Roger Noguera

Si todavía no tienes claro qué es, para qué sirve, si es obligatorio tenerlo o no y qué incluye el proceso de certificación energética, este es tu sitio. En el blog de Podo nos hemos propuesto satisfacer toda la demanda de preguntas que recibimos y hoy es el día de tratar este tema. Sigue leyendo para estar al día de todo.

Resumen:

¿Qué es el certificado de eficiencia energética?

El CEE o certificado energético es un documento oficial redactado por un técnico competente que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble. Dicho documento es requerido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para todas las viviendas que vayan a ser alquiladas o compradas por otra persona. Esta medida quiere conseguir una mejora energética en todos los países de la Unión Europea.

El certificado debe incorporar todos los aspectos energéticos del domicilio, sobre todo para permitir una mejor evaluación y calificación de todos los elementos que conforman el inmueble. De él se deriva un aspecto que es conocido como “etiqueta energética”.

Se trata de un elemento informativo especialmente relevante para futuros inquilinos o posibles compradores de la vivienda, aunque también se requiere para locales y otros inmuebles, porque ofrece datos reales sobre el consumo energético del espacio, que es lo que se ve reflejado en las facturas de luz, agua y gas. También suele incluir algunas recomendaciones sobre medidas a tomar para tratar de reducir el consumo energético, y, por lo tanto, los importes de dichas facturas.

¿Cómo conseguir el certificado?

El proceso para conseguir el certificado de eficiencia energética no es tan complejo como pueda parecer. En primer lugar, es necesario solicitarlo, y para ello existen muchas herramientas a través de Internet que permiten iniciar el trámite.

Un técnico cualificado acudirá a la vivienda o edificio para realizar las revisiones pertinentes, como tomar medidas de las estancias y revisar los materiales de la fachada, además de revisar los cerramientos y las instalaciones. A partir de todos los datos recogidos, realiza un cálculo mediante un programa informático, que dará el resultado de la calificación energética para esa construcción en particular.

Posteriormente, se genera el certificado, que habrá que registrar en un órgano competente para que tenga validez.

¿Quién puede emitir un certificado de calidad energética?

Solo los técnicos competentes tienen la capacidad de emitir un certificado energético, y son aquellos que están en posesión de titulaciones académicas y profesionales que permiten redactar o realizar este tipo de obras.

¿Cuánto tiempo tarda en emitirse el certificado de calificación energética?

Una vez que el técnico revisa el inmueble, puede realizar el certificado de calificación energética casi de forma inmediata, pero este no es válido hasta que se registra. En algunos lugares, el registro puede hacerse online, por lo que el tiempo se reduce a unos minutos. Para los demás casos, puede demorarse algunos días dependiendo de los horarios de atención de las oficinas, etc.

¿Cuánto cuesta obtener el certificado?

El coste para obtener el certificado de calidad energética no está regulado por el Gobierno, sino que son las propias empresas quienes se encargan de poner un precio en base a la demanda y a la oferta del mercado.

Escala de clasificación de etiquetas energéticas

La certificación energética califica energéticamente un inmueble mediante el cálculo del consumo anual de energía con el fin de satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de ocupación y funcionamiento. Esta certificación incluye la producción de agua caliente, la calefacción, la iluminación, la refrigeración y la ventilación. Este proceso termina con la emisión de un certificado de eficiencia energética y con la asignación de la etiqueta energética.

Recuerda que la escala de calificación energética es de 7 letras y va desde la letra o clase A (edificio más eficiente) a la letra o clase G (edificio menos eficiente). Según esto, los inmuebles se califican de la siguiente manera:

  • · Aquellos que se consideran con gasto bajo o muy bajo tendrán calificación A, B o C. La A corresponde a un gasto energético menor al 55% de la media. La B corresponde a un gasto energético de entre el 55% y el 75%. La C corresponde a un gasto de entre el 75% y el 90%.
  • · Aquellos que se consideran con gasto medio tendrán calificaciones D o E. La D se considera entre el 90% y el 100% de gasto medio. La E se considera entre el 100% y el 110%. La mayoría de inmuebles se encuentran en este punto.
  • · Aquellos que se consideran con gasto alto reciben calificaciones F y G, siendo la F la que obtiene entre el 110% y el 125% de media de gasto, y la G la que supera el 125%.

Cómo conseguir el certificado energético en un edificio

El proceso para conseguir la certificación energética es el que ya hemos explicado anteriormente, y pasa con contratar a un técnico profesional que realice el estudio del edificio. Posteriormente, los propietarios solo tendrán que esperar a obtener el certificado y registrarlo en la comunidad autónoma pertinente, cosa que puede hacerse de inmediato en la mayoría de los casos.

Cómo conseguir el certificado energético en una vivienda

El certificado de eficiencia energética en viviendas se obtiene del mismo modo que el certificado de eficiencia energética en edificios, contactando con un técnico cualificado que pueda realizar el certificado. El proceso es sencillo y necesario para los futuros inquilinos o compradores, pero también es muy útil para los actuales propietarios, porque tendrán una información muy valiosa acerca del consumo de su vivienda y de las cosas que pueden hacer para reducirlo.

¿Es obligatorio el certificado energético?

Efectivamente, este documento es obligatorio, salvo excepciones, para aquellos propietarios de cualquier vivienda, oficina, local… de un edificio existente objeto de una operación de compraventa o de alquiler.

¿Cuándo no es necesario el certificado energético?

Solo en algunos casos puntuales, no es necesario contar con este certificado, como los edificios religiosos y monumentos históricos, viviendas que no se vayan a alquilar más de 16 semanas al año, edificios industriales o agrícolas, inmuebles en demolición o construcciones provisionales, y pisos de menos de 50 metros cuadrados.

Si todavía tienes preguntas sobre este tema, no te quedes con las ganas. Puedes preguntarnos lo que quieras en el apartado de comentarios que encontrarás más abajo. También puedes apuntar alguna sugerencia para un próximo post en nuestro blog y así ayudarnos a convertirnos en un blog de referencia en el sector de la electricidad. ¡Anímate!

Si quieres empezar a ahorrar en tu factura de la luz no esperes más y calcula tu oferta en Podo.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta