Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Tarifa de último recurso o TUR

Tarifa de último recurso o TUR
7 febrero, 2017 Roger Noguera

Aunque seguramente sigues viendo en muchos sitios “tarifa de último recurso” o “tarifa TUR”, actualmente el nombre que recibe la tarifa de último recurso es PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).

Pero la pregunta es, ¿qué es la tarifa último recurso o TUR? Primero has de saber que se trata de una tarifa cuyos requisitos fija el Ministerio de Industria y que sirve de “refugio” para quienes no quieren contratar ninguna de las tarifas que ofrecen las comercializadoras en el mercado libre.

Ahora ya sabes que antes se llamaba TUR (Tarifa de Último Recurso) y ahora PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). Esta tarifa regulada sólo la pueden ofrecer las compañías designadas como Comercializadora de Referencia (COR), además solo puedes optar a la tarifa PVPC si tu potencia contratada no supera los 10 kW. También es indispensable tener contratada esta tarifa para poder solicitar el Bono Social, que permite un ahorro adicional en la factura eléctrica del 25% aproximadamente, aunque puede llegar hasta el 40% de descuento en los casos de usuarios más necesitados. Este tipo de tarifa procura proteger a ciertos consumidores, y garantizar para ellos el acceso a la energía eléctrica, considerada uno de los bienes de primera necesidad en nuestro país.

Resumen:

¿Qué es la tarifa de último recurso?

Desde la liberalización del mercado eléctrico en 2009, los consumidores pueden elegir con qué comercializadora eléctrica desean contratar la tarifa energética. Exactamente desde el 1 de julio de 2009 se estableció un sistema de tarifas para contratar un suministro eléctrico que muestra dos tipos de tarifas posibles, la tarifa regulada y la tarifa de mercado libre. Vamos a profundizar en cada tipo de tarifa a continuación:

  • Tarifa de mercado libre. Básicamente, en el mercado libre el cliente elige la compañía que más le conviene. El coste no está fijado por el estado y cada consumidor tiene libertad para contratar la tarifa que mejor se adapta a sus necesidades en su hogar o en su negocio.
  • Tarifa de último recurso (TUR). En este caso se trata de tarifas reguladas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, revisadas cada trimestre. El consumidor puede contratar la tarifa último recurso con aquellas comercializadoras de último recurso.

Sin embargo, y a pesar de que el usuario puede escoger libremente su comercializadora, no todas ofrecen la tarifa TUR. Únicamente aquellas comercializadoras designadas por el gobierno en base a ciertas características están en disposición de ofrecer este tipo de tarifa, y son las que se conocen como comercializadoras de referencia.

Pros y contras de la tarifa TUR

La tarifa de último recurso en electricidad puede ser más o menos conveniente dependiendo del tipo de usuario. Tiene la ventaja de que su precio máximo está fijado por el Estado y de que mantiene un precio medio, aunque ese precio varía a cada hora del día en los contadores digitales. La desventaja para los consumidores es que no saben cuál será el precio de su tarificación eléctrica hasta que no llegue la factura de cada mes, por lo que tienen un menor control sobre su gasto y sobre cómo afectan a la factura sus hábitos de consumo.

Es un tipo de tarifa que intenta proteger los intereses de cierto tipo de consumidores, aunque no todo el mundo tiene acceso a ella ni tampoco se recomienda para todos los usuarios. Es un tipo de tarifa refugio para aquellos que no quieran utilizar ninguna de las tarifas del mercado libre, siempre y cuando su potencia contratada sea de 10kW o inferior a esta.

Actualmente, las comercializadoras ofrecen precios competitivos y ofertas destinadas a todo tipo de usuarios, por lo que antes de decidirse por una tarifa regulada de electricidad u otra, es conveniente consultar todas las posibilidades del mercado. Conseguir la mejor tarifa para cada caso es un proceso que puede resultar más complejo de lo que parece, pero que es muy beneficioso a corto y a largo plazo y que supone un importante ahorro económico para los usuarios.

Tarifa de último recurso (electricidad)

En la tarifa de último recurso se fija el término de potencia y el término de consumo o de energía, partes en las que se divide la factura de la luz. Por lo tanto, el precio de esta tarifa depende de la potencia contratada del consumidor y de los periodos horarios de facturación.

Todos los usuarios que para julio de 2009 contaban con una potencia contratada de 10kW o menos, fueron traspasados a las TUR, salvo quienes manifestaran expresamente que deseaban pasar al mercado libre. Esto quiere decir, que cualquiera puede formar parte de este tipo de tarifa, incluso sin saberlo, y para comprobarlo hay que revisar a fondo la última factura de la luz y buscar impresas las siglas TUR. No obstante, quien se encuentre en esta situación también podrá modificarla encontrando la tarifa que mejor se ajuste a sus necesidades, ya sea a través de las tarifas de último recurso de las diversas tarifas de mercado libre.

Tarifa de último recurso con discriminación horaria

Este modelo de tarifa eléctrica pretende aunar la tarifa TUR con la tarifa de discriminación horaria. Aunque sea el Estado quien se encarga de regular el precio, el coste variará dependiendo de las horas del día en que se utilice la electricidad. Es una opción muy interesante para las personas que tiendan a hacer un mayor uso de la electricidad en determinadas horas del día, porque tendrán las ventajas de la mezcla entre ambas tarifas.

Tarifa de último recurso de gas natural

Además de la tarifa de último recurso de electricidad, también existe el modelo de tarifa TUR de gas, que sigue el mismo proceso, y que se basa en que es la Administración quien se encarga de fijar su precio. En este caso, los consumidores podrán contratarla siempre que su consumo sea menor o igual a 50.000 kWh al año.

Por último, sólo nos queda aclarar que la tarifa de último recurso es única para toda España. Tampoco cambia según la Comunidad Autónoma y está establecida, como hemos dicho, por orden ministerial. Lo más importante, es que el consumidor es quien tiene la opción de decidir qué es lo que más le conviene, ya sea la tarifa eléctrica último recuso una tarifa de energía a través de algunas de las compañías que existen en el país. Recuerda que esta tarifa recibe ahora otro nombre, el de PVPC, por lo que, si estás pensando en cambiarte a este modelo, tendrás que buscar la información relativa a la tarifa modificada.

Si quieres comprobar todas las alternativas de tarifas de luz y gas que podemos ofrecerte, no dudes en visitar nuestra web o contactar con nosotros a través de nuestro teléfono gratuito 900 444 900.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Llámanos
987 790 729