Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Cómo prevenir el cambio climático

Cómo prevenir el cambio climático
Roger Noguera

El cambio climático es una preocupante realidad que afecta a todo el planeta y que durante mucho tiempo ha pasado desapercibida para los seres humanos. El habitual uso de los combustibles fósiles y la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera son las principales causas de un problema que puede tener consecuencias devastadoras y cuyos efectos ya se notan actualmente a todos los niveles en la mayor parte de puntos del planeta.

Entre los efectos más notables que ya está produciendo el cambio climático, destaca el aumento de la temperatura global cada año, que en el 2016 fue de 1,1 grados, y que conlleva otras consecuencias como mayores sequías, climatologías extremas como tormentas y huracanes, la subida del nivel del mar o el deshielo de los glaciares.

Si los países más contaminantes no toman medidas para frenar esta situación, el cambio climático tendrá consecuencias a nivel ambiental, pero también en cuanto a política, economía, y a nivel social. Porque cuanto más tiempo pase, más difícil será revertir el problema. Ahora es el momento de pensar cómo prevenir el cambio climático, y comenzar a tomar conciencia de que el futuro de la Tierra depende por completo de nuestras acciones.

Resumen:

Medidas para evitar el cambio climático

El ser humano es el principal causante del cambio climático por sus actividades habituales. Por eso, las medidas para evitar el cambio climático tienen que partir del control de dichas actividades, y de una fuerte apuesta por parte de los países por proteger el medio ambiente. Entre dichas medidas, destacan los acuerdos internacionales llevados a cabo por una amplia mayoría de países, puesto que el cambio climático es un problema de afectación mundial.

En este punto, la Unión Europea ha sido una de las grandes impulsoras de la cooperación internacional, consiguiendo, junto a otros países, acuerdos tan importantes como el Protocolo de Kioto o el Acuerdo de París. No obstante, todavía queda mucho a nivel global e individual para lograr evitar el cambio climático.

Cómo evitar el cambio climático

Las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de combustible fósiles deberían reducirse drásticamente por parte de los países desarrollados para iniciar el camino hacia un mundo más sostenible. A pesar de los acuerdos y los esfuerzos internacionales, todavía en los últimos años España obtiene hasta un 85% del total de la energía consumida de los combustibles fósiles o de la energía nuclear. Por eso, a la pregunta de cómo evitar el cambio climático, solamente se puede responder con un mayor uso de energías renovables y leyes que fomenten el autoconsumo energético en lugar de penalizarlo.

Precisamente, en las energías renovables se encuentra buena parte de la solución a este problema. Y es que, mediante su uso, se evitarían las emisiones de CO2 a la atmósfera por completo y se frenarían los efectos de la obtención de elementos como petróleo o gas. En concreto, en España se está apostando cada vez más por energías limpias como la eólica o la hidráulica, pero todavía queda un largo camino por delante hasta llegar a producir la mayor parte de la energía de esta forma, igual que es necesario impulsar la energía solar en uno de los países con más horas de luz del sol al año de todo el mundo.

Soluciones para el cambio climático

Las soluciones para el cambio climático dependen en parte de los gobiernos de cada país, pero también dependen en gran medida de la concienciación de cada persona. A nivel particular, son muchos los pequeños gestos y detalles diarios que pueden frenar el cambio climático y mejorar la situación medioambiental en general.

Las acciones de la ciudadanía a nivel individual tienen una gran fuerza colectiva, por eso es tan importante tomar conciencia del problema y comenzar cuanto antes a luchar por la eficiencia energética, presionando también a los que tienen el poder para que tomen las medidas necesarias.

Cómo combatir el cambio climático desde tu casa

Te contamos cómo prevenir el cambio climático a nivel particular con acciones que no suponen un gran esfuerzo y que tienen un efecto inmediato y positivo en el medio ambiente.

  • Reciclar. Cada vez son más las personas concienciadas con el reciclaje y la separación de residuos para darles una nueva vida sin necesidad de nuevas materias primas. Esto evita la contaminación y el derroche de energía que se produce al fabricar productos nuevos.
  • Utilizar el transporte público. Los vehículos privados son responsables del 10% de las emisiones totales de gases de toda la Unión Europea. Utilizando el transporte público se reducen de forma notable dichas emisiones, aún más si se apuesta por métodos sostenibles como caminar o utilizar la bicicleta.
  • Adquirir productos ecológicos y eficientes. A la hora de comprar, es aconsejable apostar por productos de temporada y de productores locales, que no requieren un consumo de energía para su importación. Por otro lado, los electrodomésticos con etiqueta europea de eficiencia energética contaminan mucho menos que los tradicionales.

Cómo reducir el cambio climático con pequeñas acciones diarias

Además de todo lo anterior, hay que plantearse cómo reducir el cambio climático con pequeñas acciones diarias que no requieren esfuerzo y que se pueden tomar como hábitos rutinarios que cumplir.

  • Por ejemplo, es posible ahorrar una gran cantidad de agua cerrando el grifo entre usos, al cepillar los dientes o mientras se friega. Del mismo modo, apostar por duchas cortas en lugar de baños, y mantener la temperatura del agua templada son pequeños gestos que tienen una gran importancia.
  • En cuanto a la electricidad, se evita fácilmente su derroche limitando el uso de la luz artificial cuando no sea necesaria, y procurando no dejar aparatos en stand by. Por otro lado, es recomendable desenchufar los cargadores de la red eléctrica cuando no se utilicen, porque de esta forma se desperdicia una gran cantidad de energía que además se ve reflejada en la factura.
  • También existen otras acciones que van a favor del ahorro energético para frenar el cambio climático. Por ejemplo, bajar la calefacción solo un grado implica un consumo mucho menor de energía. También es aconsejable ventilar solo un par de minutos al día para evitar la pérdida de calor que luego hay que recuperar.

calcula-oferta-electricidad

Llámanos
987 790 729