Divide tus facturas de la luz con la opción de Segundos Pagadores

Ofrecerte la mayor sencillez en el control que hagas de tu consumo de energía es una máxima para Podo. Esto se refleja, por ejemplo, en las facturas que te llegan. En ellas, con un simple vistazo, comprobarás que por fin las entiendes de arriba abajo, sin términos extraños ni cifras ininteligibles. Pero es que las facilidades que ofrecemos a nuestros clientes van aún más allá, puesto que con Podo puedes dividir tu factura entre varias personas que ocupen una misma vivienda.

¿Qué ventajas te da esta modalidad de Segundos Pagadores? La primera es que se basa en los porcentajes que acuerdes con cada inquilino; y la segunda es que el titular de la cuenta conocerá el todo momento el gasto de luz aunque no le corresponda a él pagar la totalidad del mismo.

Beneficio para los caseros

Imagina que tienes un piso en alquiler en una zona universitaria en el que tres estudiantes han alquilado cada una de las habitaciones de la vivienda. Ante las dificultades que puede suponer que cada uno de ellos pague su parte de la factura de la luz cada mes, tienes la posibilidad de que dicha factura se divida entre los diferentes inquilinos del modo que convengas con ellos (hasta llegar al 100%, claro está). Por supuesto, tú tendrás la opción de saber lo que se está gastando en el punto de suministro y, de ese modo, saber incluso si tienes la posibilidad de bajar la potencia contratada en caso de que el consumo no sea tan elevado.

Divide tu factura con los Segundos Pagadores de Podo

¿Cómo lo activas?

Para activar la opción de “Segundos Pagadores” únicamente has de entrar en tu cuenta de cliente, donde ya sabes que puedes gestionar todos los detalles de tu electricidad. Una vez allí deberás incluir los datos personales de cada uno de esos pagadores junto al porcentaje que les corresponda de la factura. Esta sencillez es especialmente bienvenida cuando en una vivienda hay una mayor rotación, como puede ser el caso referido de un piso ocupado por estudiantes.

Beneficio para los inquilinos

Las ventajas que ofrece esta modalidad de facturación no se circunscribe únicamente al ámbito del casero. Puede darse el caso de que seas inquilino en un piso compartido o incluso de que hayas alquilado una habitación en una vivienda donde habita el propio dueño. Al final del mes, cuando haya que calcular el consumo de la luz, te evitarás problemas, preocupaciones o incluso despistes, ya que a tu cuenta irá asociado el porcentaje concreto del gasto de electricidad que hayas acordado con las demás partes.

¿Qué tipo de factura recibes?

En caso de que seas el titular del domicilio, recibirás una factura con todos los detalles de tu vivienda, así como con la cantidad que te corresponda. Todo ello con la sencillez habitual a la que estás acostumbrado al ser cliente de Podo.

En cambio, si eres un inquilino, te llegará una factura  en la que te señalaremos el porcentaje que hayas acordado con el dueño/titular de la vivienda.

Olvídate de la factura de la luz

Electricidad en todo momento

Sin complicaciones.
Nos encargamos de todo

Gestiona todo desde tu cuenta de cliente