¿Tarifa plana de luz o precio FIJO en tu consumo?

Al igual que ocurre en otros servicios, tales como el telefónico, de un tiempo a esta parte el sector eléctrico ha visto cómo aparecían tarifas planas de luz para el consumo. Las compañías eléctricas han optado por esta modalidad con el objetivo de atraer a los clientes hacia una manera más sencilla de hacer frente a sus gastos.

En Podo no hablamos de tarifas planas –ni de tarifas, en general– porque no las tenemos. Únicamente ofrecemos productos a nuestros clientes con los que ellos pueden controlar su consumo en energía.

¿Qué diferencia a nuestro producto FIJO de una tarifa plana?

Con nuestro producto FIJO, pagas lo mismo todos los meses durante un año. Para calcular el precio (puedes hacerlo en cuestión de minutos en nuestra página web), nuestra tecnología utiliza un algoritmo capaz de analizar tu consumo eléctrico del año anterior de cara a predecir cuál será el de los siguientes doce meses. Y precisamente en ese detalle estriba la diferencia con las tarifas planas de las compañías eléctricas.

Estas tarifas planas de energía eléctrica no hacen uso de los datos disponibles. De hecho, no se adaptan perfectamente al consumo del cliente, sino que suelen ir por tramos que éste deberá elegir sin ningún dato para tomar esa decisión. Otras compañías también ofrecen una serie de recomendaciones sobre las tarifas que más les convienen (tengan o no discriminación horaria). Claro que esto lo hacen una vez que el cliente ha contratado y basándose en la información que ha recabado la propia compañía en el tiempo que lleven con ellos.

De ahí que nuestro producto FIJO sea radicalmente diferente. Nuestros clientes realmente reciben una tarifa plana personalizada que pagarán mensualmente a partir del análisis previo que les hemos realizado. Y nuestras recomendaciones se basan en su historial de consumo antes de firmar con nosotros. A fin de cuentas, Podo busca que sea el cliente quién controle su factura de la luz y decida su consumo eléctrico. Y sólo con todos los datos en su mano y una transparencia total podrá hacerlo.

Eso sí, las herramientas que Podo pone a disposición de los clientes no se quedan ahí, sino que aprovechamos la tecnología para monitorizar y analizar el consumo constantemente. De este modo, el cliente tiene la posibilidad de controlar su gasto y conseguir ahorrar según sus propios hábitos.

¡Calcula tu oferta!

Una vez finalizado el año…

Cuando acaban los doce meses, hacemos un recuento de la energía consumida por cada uno de nuestros clientes que hayan contratado el producto FIJO. En caso de que se hayan pasado, dicho exceso lo repartimos a lo largo de los siguientes 12 meses. De esa manera, si el consumo ha sido mucho mayor del pagado, no tendrán que realizar un gran desembolso repentinamente.

Por el contrario, si el consumo de la energía eléctrica ha sido menor que el que se ha ido abonando a lo largo de este periodo, Podo no sólo devolverá esa cantidad, sino que además lo hará con intereses, concretamente un 3%, una cifra superior a lo que ofrecen incluso los bancos.

Electricidad en todo momento

Sin complicaciones.
Nos encargamos de todo

Gestiona todo desde tu cuenta de cliente