Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Solicitar el bono de calefacción o térmico

Solicitar el bono de calefacción o térmico
Nadina Cisa

El pasado 15 de octubre, en el Consejo de Ministros se aprobó el Bono Social Térmico (Real Decreto Ley 15/2018), una iniciativa que se encuentra dentro de las medidas urgentes para la transición energética y de protección de los consumidores, es decir, dentro de la estrategia nacional contra la pobreza energética, la cual establece objetivos a medio y largo plazo.

tarifa-gas-barata

¿Qué es el subsidio de calefacción?

El bono social para la calefacción es una ayuda directa para pagar el consumo global de agua caliente de la vivienda (sin hacer ninguna discriminación según el tipo de energía que se utilice, ya sea gas, electricidad, fuel…). Esta ayuda a la factura de calefacción correrá a cargo del Gobierno, es decir, saldrá de los Presupuestos Generales en este primer año, y los demás, serán las Comunidades Autónomas las encargadas de gestionarla.

El subsidio de calefacción se pagará de manera única en la cuenta bancaria del titular del suministro de energía. Solo aquellos consumidores que dispongan del bono social eléctrico podrán tener acceso al bono social térmico.

¿En qué países puedes pedirlo?

En Europa, son muchos los países que ofrecen un bono social para la luz y el gas, y dependiendo de cada país, los requisitos y las ayudan son unas u otras. Por ejemplo, en Bélgica la ley prohíbe el corte del suministro por impago, y el coste del servicio es asumido por las suministradoras, el gobierno y los ciudadanos (mediante los impuestos).

También en Francia y Gran Bretaña prohíben cortar el suministro eléctrico por impago durante los meses de frío, el conocido como periodo tregua (desde el 31 de diciembre hasta el 31 de marzo), en ambos países es el gobierno quien asume el coste total del servicio de energía. En Italia, la ayuda sale de los presupuestos generales y supone un 20% del coste anual de luz y un 15% de gas. En cambio, en Portugal la bonificación social de luz y gas es asumida por las empresas generadoras de electricidad (una ayuda del 33,8%) y en el gas, por los clientes que disponen de este suministro (ayuda del 31,2%).

¿Qué requisitos necesitas?

Las condiciones para disfrutar del bono social de la calefacción son las mismas que las del bono social eléctrico, son dos bonos que se complementan y se aplican conjuntamente. Por eso, solo los consumidores acogidos al bono social eléctrico a fecha de 31 de diciembre, podrán disponer de la ayuda en la factura de calefacción.

Recordemos los requisitos para acceder el bono social térmico y eléctrico:

  • Tener asignado el bono social eléctrico a fecha de 31 de diciembre de 2018 (año anterior al pago: se pagará en el transcurso del año 2019)
  • Familias numerosas y monoparentales (principal novedad de la ayuda)
  • Pensionistas (jubilados)
  • Personas con incapacidad permanente con la prestación mínima vigente
  • Personas con discapacidad igual o mayor del 33% o que alguno de los miembros de la unidad familiar esté en situación de dependencia de grado II o III
  • Unidades familiares con una renta baja igual o inferior a 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, a 11.279,39 euros anuales
  • Unidades familiares con renta baja con menores a cargo (dependiendo del número de menos a cargo puede ser igual o 2 veces inferior al IPREM)
  • Víctimas de violencia de género o terrorismo

¿Cuánto es la ayuda mínima de este bono de calefacción?

Por primera vez, la ayuda económica que se ofrecerá al consumidor dependerá de la zona climática donde se sitúe la vivienda y del grado de vulnerabilidad del mismo. El Gobierno ha establecido un mínimo de ayuda de 25 euros, y un máximo de 130 euros para el consumidor con un perfil severo de vulnerabilidad y que resida en una zona muy fría. El bono social de la calefacción solo se aplicará durante los meses de frío y se abonará en un único pago en la cuenta bancaria del titular del servicio de energía, será pagado como una ayuda directa al consumidor.

Podo la alternativa al bono social térmico

Únicamente las comercializadoras que se encuentran en el mercado regulado pueden ofrecer el Bono social Térmico. Podo –que opera en el mercado libre- ofrece otro tipo de tarifas personalizadas que se amoldan a las necesidades de todos sus clientes. Mediante una calculadora gratuita a través de la web, podrás conocer tu oferta personalizada para disfrutar del mejor precio para tus servicios de energía. Además, todos los clientes de Podo disponen de una serie de herramientas y consejos que les ayudan a controlar el consumo de energía, y por tanto, a ahorrar en la factura final.

podo

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

8 − 4 =

Llámanos
987 790 729