Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Tipos de averías eléctricas y soluciones

Tipos de averías eléctricas y soluciones
Jose Millan
soluciones-averias-electricas

Si de un momento a otro tu casa o negocio se ha quedado sin luz, puede que el punto de suministro haya sufrido una subida de tensión o haya tenido una avería eléctrica general en la instalación. En el primer caso, la solución es inmediata y la podrás solventar en el momento. A diferencia del fallo en la instalación, deberás contactar con un electricista autorizado para que analice la causa del daño y lo repare. En este post, te vamos a explicar cada tipo de fallo, grave o leve, que puede sufrir nuestro punto de suministro y cómo solventarlo.

¿Cómo localizar una avería eléctrica?

Cualquier avería de electricidad está reflejada en el cuadro eléctrico, así que para localizarla tendrás que acudir al mismo. Lo primero que tienes que hacer es identificar el interruptor de control de potencia (ICP), el interruptor diferencial (ID) y los pequeños interruptores automáticos (PIAs), para comprobar cuál ha saltado. Para saber qué partes forman un cuadro eléctrico y qué funciones tienen, visita nuestro post del blog.

El interruptor de control de potencia (ICP) corta el suministro protegiendo la instalación en caso de sobrecargas o cortocircuitos (producidos por subidas y bajadas de tensión). Es una de las partes más importantes del cuadro eléctrico. El interruptor diferencial protege al usuario de accidentes producidos con partes del cuadro eléctrico activas, vía contacto directo, o con partes sometidas al potencial de luz, contacto indirecto.

Herramientas para encontrar los fallos eléctricos

Si el ID detecta cualquier desviación o defecto en el servicio, desconectara automáticamente el circuito eléctrico. Mientras que los PIAs protegen la instalación eléctrica frente a posibles cortocircuitos o sobrecargas, se pueden activar y desactivar manualmente.

Una vez identificado el ID y los PIAs, podrás localizar la avería eléctrica. Primero tienes que bajar todos los diferenciales (desconectarlos de la corriente) y progresivamente, tendrás que ir subiéndolos, uno a uno (mediante un proceso de aislamiento). Primero tendrás que subir el interruptor diferencial y seguidamente cada uno de los PIAs (de derecha a izquierda), hasta encontrar cuál produce el problema en la instalación.

Para comprobar si la avería se encuentra en el enchufe o en la red eléctrica, tendrás que desenchufar todos los electrodomésticos y aparatos electrónicos que dependan del PIAs que ha fallado y repetir el proceso anterior. Si el PIAs sigue saltando, el problema está en la red eléctrica (la avería puede llegar a ser grave), por el contrario, si el cuadro eléctrico queda operativo, el problema reside en alguno de los aparatos eléctricos (prueba en desconectarlo un tiempo y luego vuelve a conectarlo con normalidad, si el problema persiste, deberás ponerte en contacto con el técnico).

¿Qué tipos de avería existen?

No todas las averías de luz son iguales, por eso, no todas tienen la misma forma de solución. Hay algunas averías que se pueden reparar en el momento (las leves), mientras que otras necesitan un mantenimiento eléctrico (las más graves).

En el caso de haber intentado solventar el problema (averías leves), y no haber encontrado solución o que directamente la instalación se encuentra en situación anómala deberás contactar con un electricista para que te haga un mantenimiento eléctrico (averías graves). A continuación vamos a mostrarte algunas de las averías más frecuentes y cómo solucionarlas.

Subida de tensión

¿Ibas a calentar un plato en el microondas y de repente se ha ido la luz? La causa puede ser que el ICP (Interruptor de Control de Potencia) haya saltado, lo que significa que se ha excedido el umbral de potencia contratada por enganchar varios aparatos electrónicos a la vez, es decir, ha habido un aumento de la tensión en la luz.

¿Cómo repararlo?

Para solucionar un aumento de tensión eléctrica o una bajada en la tensión eléctrica tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Desconecta los aparatos de mayor consumo (nevera, microondas, lavadora).
  • Acude al cuadro de luces (Ojo, suele estar en  la entrada de la vivienda).
  • En el cuadro de luces deberás bajar los plomos, esperar 10 segundos y volver a conectarlos de derecha a izquierda, dejando para el final el interruptor general
  • La luz habrá vuelto a tu hogar.

Cortocircuito

¿Cuándo se produce un cortocircuito? Este tipo de problemas sucede cuando dos conductores de electricidad de distinta polaridad se juntan haciendo contacto entre sí. Esta unión provoca un aumento de tensión en la electricidad que acaba quemando el aislante del cableado, haciendo que la red eléctrica cortocircuite.

¿Cómo repararlo?

Contacta con un profesional ya que esta avería grave puede provocar situaciones peores. Es muy importante solventar un cortocircuito eléctrico, ya que, dependiendo de la intensidad del cortocircuito, no sólo puede afectar a la instalación propia sino que puede ser el causante de incendio en el inmueble.

Pérdida de aislamiento

¿Has tocado algún electrodoméstico y te ha dado un chispazo? Este caso sucede cuando el cableado de la red por el que circula la energía, es decir, los materiales aislantes de la electricidad estén envejecidos y no protegen la instalación de forma correcta.

¿Cómo repararlo?

Contacta con un electricista para poder solucionar la avería. Es importante que al detectar la pérdida de aislamiento eléctrico contactes con un especialista, y no intentes solventar el problema ya que podrías provocar un cortocircuito, el cual podría conllevar un incendio en el inmueble.

Diferencial

Se trata de un pequeño mecanismo encargado de proteger a los usuarios de los contactos eléctricos (tanto directos como indirectos) así como las derivaciones de ciertas potencias. El diferencial eléctrico es imprescindible en cualquier instalación y funciona automáticamente, es decir, se desconectará de forma automática si detecta cualquier desviación o defecto en la instalación. Los principales motivos que pueden hacer saltar el interruptor diferencial son:

  1. Diferencial estropeado
  2. Derivación en algún punto del circuito eléctrico, provocado por algún pico de tensión eléctrica.
  3. Aparato conectado a la red que está introduciendo corrientes con alta frecuencia.

¿Cómo repararlo?

Existen muchos tipos de averías del interruptor diferencial, por eso, según cuál sea puede ser necesario o no contactar con un electricista. Para detectar cualquier avería en el diferencial, realiza la prueba T (botón de Test situado en el diferencial), y según su resultado procede, aunque contactar con un profesional siempre será la mejor opción.

Avería en el termo eléctrico

Las averías en el termostato son muy comunes haciendo saltar el interruptor diferencial, cortando el suministro de luz de la vivienda. La más habitual es un fallo causado por el contacto del agua con la resistencia.

¿Cómo repararlo?

Reparar el cableado o la resistencia del termo eléctrico es un proceso bastante complejo, por lo tanto, tendrás que contactar con un profesional para poder solventar la avería en el termostato.

Problemas con los cables de distribución

Otra de las averías más comunes es el envejecimiento o deterioro de los cables de red que transportan la electricidad desde el punto de generación hasta los puntos de consumo, transformando la energía en luz, calor u otras formas.

¿Cómo repararlo?

El cambio de los cables de red es un proceso complejo, aunque sea una de las averías más habitual. Ya sea el remplazo de un solo cable o el remplazo de toda la instalación eléctrica requiere el mismo proceso y seguridad. Por eso, si no tienes conocimientos de electricidad, contacta con un profesional para solucionar cualquier avería relacionada con el cableado.

Bombillas fundidas

Igual parece una tontería, pero muchas veces no somos conscientes de que las luces pueden fundirse y olvidarnos de cambiarla. Si entras en una habitación y ves que no hay luz, antes de llamar a un electricista, comprueba que la bombilla no esté rota, mal enganchada o simplemente no funciona.

¿Cómo repararlo?

Cambiar una bombilla es uno de los procesos más fácil en las averías eléctricas, pero que sea fácil no significa que sea sencillo o rápido. Eso sí, el remplazo de las bombillas puedes realizarlo tu mismo y desde Podo queremos ofrecerte los pasos a seguir para que este cambio sea totalmente seguro:

  1. Desconecta la corriente eléctrica para evitar posibles descargas o electrocuciones que pueden a llegar a ser graves.
  2. Quita la bombilla fundida, desenroscándola del portalámparas hacia la izquierda y sin ejercer mucha presión porque se puede romper.
  3. Si la bombilla ha explotado o se ha roto, deberás usa unos alicates para desenroscar el casquillo.
  4. Enrosca la bombilla nueva, haciendo que gire hacia la derecha, con cuidado ya que se puede romper si ejerces demasiada presión.
  5. Asegúrate que la bombilla está bien enroscada y vuelve a conectar los interruptores generales. La luz volverá a funcionar con normalidad.

¿Necesitas que tu compañía eléctrica te lo solucione?

Como te hemos explicado al principio, hay algunas averías de luz que el propio consumidor puede solucionar sin necesidad de contactar con un electricista. En el caso de haber sufrido alguna de las averías graves comentadas anteriormente, deberás ponerte en contacto con alguna empresa especializada en la reparación de averías eléctricas.

Aunque, antes de contactar con una empresa electricista deberás llamar a la responsable de la instalación, es decir, la distribuidora de electricidad que opere en tu zona. Por eso, es imprescindible conocer que distribuidora te está suministrando el servicio de luz. Si el problema es referente a distribución la distribuidora se encargará de solventarlo sin que repercuta coste en el consumidor; pero si el fallo se encuentra en tu instalación individual deberás asumir los costes de la reparación. A continuación, te dejamos los teléfonos de averías de las principales distribuidoras que operan en el territorio.

Teléfono de averías de Unión Fenosa

Unión Fenosa suministra electricidad a buena parte de los consumidores de Galicia, Castilla la Mancha, Castilla León y Madrid y es la encargada de realizar la reparación de las averías eléctricas del territorio mencionado. Unión Fenosa tiene un único teléfono para atender las averías de electricidad de sus consumidores.

Comunidad AutónomaTeléfonos de averías
Castilla la Mancha900 333 999
Castilla y León900 333 999
Galicia900 333 999
Madrid900 333 999

Teléfono de averías de Endesa

Endesa es una de las compañías de luz más antiguas y es la encargada de suministrar luz a Aragón, Cataluña, Islas Baleares, Andalucía e Islas Canarias. Endesa tiene distintos teléfonos para cada comunidad autónoma para atender a las averías de luz de los clientes.

Comunidad AutónomaTeléfonos de averías
Extremadura900 224 522
Castilla la Mancha900 224 522
Castilla y León900 224 522
La Rioja900 224 522
Madrid900 224 522
Murcia900 224 522
Navarra900 224 522
País Vasco900 224 522
Valencia900 224 522

Teléfono de averías de Iberdrola

Iberdrola se encarga de la distribución eléctrica en más de 25 provincias, lo que implica unos 190.000 kilómetros de superficie. En concreto opera en las siguientes comunidades autónomas: Valencia, Murcia, Navarra, País Vasco, La Rioja y parte de Madrid, Castilla León, Castilla la Mancha y Extremadura. Iberdrola tiene un único teléfono para atender las averías de electricidad de sus consumidores.

Comunidad AutónomaTeléfonos de averías
Andalucía900 580 840
Aragón900 848 900
Cataluña800 760 706
Islas Baleares900 849 900
Islas Canarias900 855 885

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

dos × 1 =

Llámanos
987 790 729