Llámanos gratis:
900 444 900
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Eficiencia energética

eficiencia energética

Antes de definir qué es el consumo energético, hay que entender que este consumo está directamente relacionado con las reservas energéticas a nivel mundial. El consumo por sí solo no tiene efectos, pero sí los tiene en tanto en cuanto las reservas de energía son finitas, y el uso que hacemos de ellas no es tan eficiente como debería, pudiendo llegar a convertirse en un serio problema para el planeta.
Debemos concienciarnos de que la evolución del consumo de energía en el mundo indica una necesidad cada vez mayor de recursos, lo que determina que en un futuro la salud del planeta se verá irreversiblemente dañada si no hacemos algo al respecto. Si nos ponemos a calcular la energía consumida en el mundo, veremos que hasta el 80% procede de los combustibles fósiles, materias que se agotan inexorablemente con el paso del tiempo.

¿Qué es el consumo energético?

El consumo energético puede definirse como el total de energía gastada para completar un determinado proceso, incluyendo todas las formas de energía que se utilizan en dicho proceso. Por ejemplo, en un vehículo de transporte el consumo energético tendría que ver con los productos derivados del petróleo necesarios para recorrer una determinada distancia. O, en el caso de una vivienda, el consumo de gas, electricidad, biomasa, etc…
Este concepto se relaciona directamente con el de eficiencia energética, aunque de forma inversa. Cuanto mayor es el consumo de energía en proceso, menor será la eficiencia energética conseguida. La importancia de comprender esta relación es vital para que las administraciones pongan el foco en una renovación de los elementos menos eficientes a nivel energético, como vehículos y electrodomésticos antiguos, mediante incentivos concretos y adecuados al objetivo a conseguir. Además, a nivel de los consumidores y usuarios, es conveniente contar con toda la información al respecto del consumo energético de un producto, para que el uso de la energía sea responsable e inteligente.
Empezar por ejemplo por calcular el consumo eléctrico de la vivienda, es una buena forma de conocer qué uso diario hacemos de los recursos, y pensar a partir de ahí en las herramientas y mecanismos para ahorrar, que son más de los que imaginas.

¿Cuál ha sido la evolución del consumo de energía a nivel mundial?

Calcular la energía consumida en el mundo puede dar una idea de la cantidad de recursos que se utilizan en el planeta a diario. Mucho más relevante teniendo en cuenta la evolución del consumo de energía en el mundo en los últimos años, siempre al alza y en una tendencia que no parece que vaya a cambiar a corto plazo.
Este crecimiento ha sido especialmente notable desde la revolución industrial, con un importante pico en el año 1890 en el consumo de combustibles fósiles en la industria y en los hogares. Precisamente son los combustibles fósiles los más consumidos en materia de energía, seguidos de la energía nuclear y las energías renovables.
El uso de combustibles fósiles se incrementó hasta en veinte veces durante el siglo veinte, con un crecimiento anual del 2%, y llegando a suponer más de un 80% del total de la energía consumida a nivel mundial. Este tipo de combustibles son:
Petróleo. Combustible dominante durante el siglo XX, especialmente con la aparición del automóvil y por el descenso de su precio.
Gas, natural o licuado. Muy utilizado en la actualidad para la calefacción de las viviendas.
Carbón. Especialmente relevante durante la revolución industrial en los siglos XVIII y XIX, y a partir de la crisis del petróleo en 1979.
Por su parte, el uso de la energía nuclear se ha incrementado exponencialmente desde el año 2005, momento en que representaba cerca del 7% del total de energía consumida. Aunque parece que la tendencia podría ser que las centrales nucleares desaparezcan, lo cierto es que todavía queda mucho camino por recorrer para que esto sea un hecho.
Mención especial deben recibir las energías renovables, un sector que, aunque va creciendo, todavía no es ni de lejos la principal fuente energética en el mundo. Sin embargo, la tendencia debería ser apostar cada vez más por este tipo de energías, con inversiones importantes por parte de los países. Por el momento, el suministro de energías renovables representa menos de un 10% del consumo de energía a nivel mundial, una cifra muy pobre si tenemos en cuenta que este tipo de energías suponen la única opción de conseguir que el planeta sea sostenible.


Cómo calcular tu consumo eléctrico

El consumo eléctrico de un hogar se define como la cantidad de kilovatios que se utilizan en un determinado periodo de tiempo. Para calcular el consumo eléctrico de la vivienda se utiliza un contador que facilita la lectura de las cantidades consumidas. Sin embargo, estos aparatos solo son de utilidad para las distribuidoras y para las comercializadoras. Si quieres conocer cuál es tu consumo de energía eléctrica aproximado, puedes utilizar diversos sistemas, como aplicaciones online que estiman el gasto de luz en base a varios parámetros, o recurrir a una factura anterior que dará una idea aproximada del gasto en el siguiente periodo.
En Podo ponemos a tu disposición nuestra calculadora de electricidad, desde la que podrás calcular la potencia óptima para tu punto de suministro y el ahorro que conseguirías cambiándote a Podo. Nos basamos en tu histórico de consumo de los últimos 24 meses para mostrarte la oferta, por lo que el margen de error es inferior al 1%.

Tener esta información es de gran utilidad para los consumidores, porque de esta manera es posible hacer elecciones y adoptar hábitos encaminados al ahorro económico y energético. Por ejemplo, conociendo el consumo será más fácil escoger una tarifa adaptada a las necesidades de la vivienda, que permita un importante ahorro mensual. También se trata de un dato a tener en cuenta para conocer los hábitos de consumo generales y modificarlos en caso de que sea necesario.
El consumo energético es un concepto sobre el que poner el foco tanto a nivel mundial como particular, porque solo controlando ese consumo podremos lograr una correcta eficiencia energética. Ten en cuenta que el ahorro no es exclusivamente económico, un consumo eficiente implica un planeta sostenible y respetuoso con sus recursos.

Todo lo que necesitas saber sobre electricidad:

Cargar más

Llámanos
987 790 729